José Rizal y Noli Me Tangere. La Novela como arma de lucha contra el imperio español en Filipinas

| 0 comments

Jose_rizal_01

José Rizal fue un político y escritor filipino, cuya principal obra Noli me tángere, es una novela anticolonialista en la que denunciaba los abusos de la Administración española en Filipinas. Rizal se oponía al desmesurado poder de las órdenes católicas españolas y al abuso que las autoridades políticas y religiosas ejercían con la población filipina. En ese contexto es importante la comparación que se puede hacer entre Rizal y muchos héroes de la independencia americana que a la vez ejercieron de poetas o novelistas, ya que no se puede dejar de lado la importancia de la literatura a la hora de luchar por un ideal, así como se mencionaba en las luchas latinoamericanas “la pluma siempre tiene que acompañar a la espada”.
Es decir con sus particularidades podemos afirmar que el pueblo filipino tiene un escritor y héroe como el cubano José Martí, que vivió por el mismo periodo. Pero también de otros poetas o escritores de las independencias latinoamericanas como el peruano Mariano Melgar, el argentino Faustino Sarmiento, el uruguayo José Artigas, o el boliviano Edmundo Paz Soldán.
Constituyendo de esta manera la literatura de Rizal unas más de las importantes obras por la independencia escritas en lengua castellana, la cual merecería una mayor difusión para contribuir al conocimiento de Filipinas y su historia.

CONTEXTO DEL RELATO
Esta novela, de indudable contenido histórico, puede ser calificada como una obra romántica y de un fuerte contenido social. Para analizar su significado hay que tener en cuenta el contexto histórico en el que fue escrita, y es necesario adentrarse en el ambiente de fondo para comprender los motivos que impulsaron a Rizal a escribirla. Por tanto comenzamos por comprender la situación política y religiosa de fondo. En ese momento histórico Filipinas estaba dominada por la monarquía española, una de sus principales características es que a diferencia de los países americanos, es que la lengua española nunca tuvo un lugar predominante, y solo fue hablada por la minorías española, además de ser la iglesia católica la que ejercía el poder en prácticamente todo el país.
El tema principal del relato es el abuso de poder que se pone de manifiesto en los frailes, también denuncia el abuso de otras autoridades como los guardias Civiles y los gobernantes españoles, dejando en claro que la población civil, es decir los nativos filipinos, que no tenían poder alguno.

ARGUMENTO CENTRAL DEL RELATO
El joven tagalo, Crisóstomo Ibarra, vuelve a Filipinas después de completar sus estudios en Europa. Llega a su pueblo, San Diego, lugar donde había transcurrido su infancia siendo hijo de uno de los hombres ricos del lugar, Don Rafael. Había sido acordado su matrimonio con María Clara, hija del Capitán Tiago, otro de los hombres ricos del pueblo.

Después de su llegada, se entera de que su padre ha muerto, y ha muerto en la cárcel, injustamente culpado y solo. Y por si esto es poco, ha sido desenterrado, expulsado del cementerio y echado al rio. El enemigo detrás de todo ello es el Padre Dámaso, cura del pueblo hasta estos sucesos y recientemente sustituido por el Padre Salvi.
Ibarra, en todo momento de la novela es presentado como un pacifista, un hombre valiente y respetuoso que decide llevar a cabo los proyectos de su padre, y para ello va a construir una escuela en el pueblo. Además, el maestro le ha contado todos los sufrimientos que pasa por causa del cura, y la falta de un local que le proporcione independencia y libertad para enseñar sin la continúa, interferencia de la autoridad religiosa. Sin embargo los frailes no cesan de buscar ocasiones para hundirle y continuamente le acusan de hereje, principalmente el Padre Dámaso.Con motivo de la fiesta del pueblo, se va a inaugurar la colocación de la primera piedra de la escuela. Alguien ha tramado matarle en ese momento y se entera gracias a su amigo Elías. Desgraciadamente, otra persona muere en su lugar.
Durante la comida de la fiesta, una nueva provocación del Padre Dámaso hace que Ibarra pierda la paciencia y le amenace con un cuchillo, sólo María Clara se atreve a interferir para evitar lo peor. Desde ese momento, Ibarra está perdido. Oponerse al Padre. Dámaso significa la excomunión.
El capitán General ha quitado importancia al hecho (los militares son presentados con simpatía), sin embargo los frailes se han propuesto hundir a Ibarra del todo porque constituye una amenaza. Se organiza un ataque al convento y se culpa a Ibarra. Lo lleven preso antes de intentar huir, lo acusan de filibustero sin pruebas, pero el padre Salvi consigue una carta que escribió a María Clara antes de irse a Europa en donde pueden malinterpretar el texto en contra suya. Este es el peor golpe que pudo recibir por proceder de María Clara.
Consigue escapar de la cárcel gracias a su amigo Elías y antes de huir, visita a María Clara para darle la enhorabuena por su próxima boda con Linares. En ese momento descubre el sufrimiento y la fidelidad de María Clara, la cual había tenido que entregar esa carta para salvar el honor de la familia, ya que había descubierto quien era su verdadero padre. En su huída con Elías es perseguido y se le cree muerto, pero en realidad han matado a Elías.
En el epígrafe del relato, María Clara entra en un convento, convencida que Ibarra ha muerto ella decide internarse.

HISTORIAS ADICIONALES DEL RELATO
Además del argumento principal, existen otras muchas historias encadenadas a ésta y que pueden contarse por separado. La narración avanza linealmente, pero en cada capítulo introduce a diferentes personajes que tienen mucha importancia para el mensaje que quiere trasmitir el autor, entre estas encontramos:

El viejo Tasio:
Este personaje es utilizado por Rizal para atacar directamente a la iglesia y a los frailes, es presentado como el miembro de una familia muy rica caído en desgracia. Menciona que sus ideas eran demasiado adelantadas para la época y que lo llaman “Tasio el lunático”.

Sisa:
Una de las historias más trágicas es la de Sisa, la que también cayó en la pobreza al casarse con un jugador que derrochó su dinero, y posteriormente caer en la locura al perder a sus dos hijos. Ambos eran sacristanes en la iglesia, y trabajaban por ese pequeño salario para apoyar a su madre. Crispín el menos de los hermanos fue acusado de robar dinero por el sacristán mayor, fue torturado y finalmente falleció, esto provocó la huída de su hermano mayor.

Elías:
La historia de Elías, al igual que la se Sisa, es una historia trágica. Su abuelo uno sesenta años atrás fue acusado de quemar el almacén de la empresa donde trabajaba. Por causa de esto fue azotado en público y dejado en la calle, este hecho casi causó su muerte, su mujer que estaba embarazada tuvo que pedir limosna y prostituirse a fin de ayudar a su marido enfermo y su hijo.
Estos hechos ocasionaran que la historia familiar de Elías es una cadena de tragedias, que incluyen la cárcel de su padre, la muerte de su abuela, y la de su hermana. Hasta que se encuentra con Ibarra, el que se convierte en si gran amigo.

Author: Mauricio Gamio

Graduado de la Facultad de Ciencia históricas y sociales de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (Perú) y actualmente estudiante del Máster en Historia. Sociedad , Poderes e Identidades de la Universidad de Salamanca, interesado en temas de Historia social y política contemporánea, violencia política y relaciones internacionales del Perú y América Latina.

Skip to toolbar