La guerra del Pisco y otros conflictos culturales

| 0 comments

guerra pisco
Los elementos culturales han constituido históricamente parte de nuestra identidad. Estos elementos que incluyen desde el patrimonio material como los lugares arqueológicos hasta las muestras gastronómicas, sin dejar de lado el denominado patrimonio inmaterial como danzas y otras representaciones intangibles, han sido causantes de disputas entre países por sus denominaciones de origen.
En el Perú los conflictos por objetos y muestras culturales están presentes desde hace varias décadas, uno de los primeros y más recordados, fue la denominada “Guerra del Pisco”. En la que se discutía el origen geográfico del aguardiente llamado Pisco, hecho a base de uva y elaborado desde tiempos coloniales en la costa peruana, originario del puerto del mismo nombre, cuya fama se extendió al sur haciéndose muy popular en Chile, país que posee una producción más amplia en comparación a la peruana. Este conflicto llegó a nivel gubernamental, la cancillería peruana encargó una investigación a un grupo de historiadores, pesquisa que dio como resultado el hallazgo del documento más antiguo que tiene información sobre la fabricación de Pisco, un testamento encargado por Pedro Manuel, también denominado “el griego” debido a su lugar de nacimiento, personaje que tenía en propiedad, en 1613, una destiladora de aguardiente en el puerto de Pisco, por lo que dicho documento fue considerado la partida de nacimiento del aguardiente peruano.
El conflicto por el origen de este licor trajo a la memoria de los peruanos una de las etapas más sangrientas de la historia del país andino: La Guerra del Pacífico de 1879 – 1883. Conflicto que constituyó la etapa más desastrosa de la República peruana, y que dejó a la “guerra del Pisco” como un capítulo más de las históricas confrontaciones peruano – chilenas, evidenciando que la disputa por el origen de un licor, u otro objeto considerado parte de la “identidad nacional” puede traer hechos violentos del pasado, este suceso acompañado a la imagen histórica del peruano que tiene de sí mismo como un país derrotado, contribuyo a armar un discurso nacionalista y belicista con un trasfondo violento, igualmente ocurrió en ocasiones posteriores al discutirse el origen de algunos elementos gastronómicos peruanos de constante demanda en Chile, hechos que ocasionaron más enfrentamientos por la denominación de origen de estos.

Así como Perú realizó reclamos a Chile por cuestiones materiales o de propiedad intelectual, han sido similares los reclamos bolivianos contra el Perú, el último episodio de estas confrontaciones fue por la declaración de patrimonio cultural de la festividad Peruana de “La virgen de la Candelaria”, una festividad religiosa de origen colonial que, sin embargo conserva en sus tradiciones lo más arraigado de la cultura andina y la religiosidad sincrética, mixtura del encuentro de elementos nativo americanos y europeos. Come puede ser comprensible la cultura peruana, al igual que la boliviana, tiene profundas raíces en la religiosidad andina y obviamente comparten la misma cultura ancestral.
Estas disputas, aunque en contextos diferentes y muestran los conflictos de identidades, y las necesidades de encontrar objetos y costumbres propios que sirvan de fuente de orgullo e identificación propios de países con identidades en formación, como los países latinoamericanos, además de ser estados formados artificialmente que comparten costumbres y una historia común.

candelaria

Profile photo of Mauricio Gamio

Author: Mauricio Gamio

Graduado de la Facultad de Ciencia históricas y sociales de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (Perú) y actualmente estudiante del Máster en Historia. Sociedad , Poderes e Identidades de la Universidad de Salamanca, interesado en temas de Historia social y política contemporánea, violencia política y relaciones internacionales del Perú y América Latina.

Leave a Reply

Required fields are marked *.


Skip to toolbar